Ahora Entiendo porqué Shin Min Ah aceptó «Our Blues»

La actriz Shin Min-ah interpretó a Seon-ah a través de un delicado control emocional y pasó de una profunda depresión a la esperanza, provocando la simpatía y el apoyo de los espectadores.

En el drama de tvN, “Our Blues” , que llegó a su episodio 10 este domingo pasado, Shin Min-ah hizo llorar y reír a los espectadores al retratar de manera perfecta las emociones Min Seon Ah, su personaje que pierde la custodia de su hijo , que lo es todo en su vida, para luego mostrarla, intentando aferrarse a una esperanza donde dice aún con pesar que quiere ser feliz, pero simplemente aún no puede lograrlo…

Min Seon-ah llegó a Jeju antes del juicio por custodia de su hijo Yeol (Kim Ha Eon), y comenzó a reparar la casa donde ella vivió de niña con su padre para vivir ahí con el pequeño. Allí, Min Seon-ah solucionó malentendidos pasados ​​con Lee Dong-seok ( Lee Byung-hun ) y se dispuso poco a poco a animarse de nuevo. Min Seon-ah y Lee Dong-seok , que eran el consuelo y la confianza del otro, ya que albergaban heridas de sus familias cuando eran jóvenes, crearon un muro en su relación debido a varios malentendidos. Finalmente, gracias al coraje de Min Seon-ah, resolvieron sentimientos desagradables en sus corazones. Luego, Min Seon-ah miró el mar por un rato con Lee Dong-seok y gritó: » ¡Dame a mi hijo!» Esta escena en la que Min Seon-ah , que había estado viviendo con dolor y tristeza, dejó salir sus sentimientos por primera vez, hizo que los espectadores se ahogaran.

Pero a medida que se acercaba el día del juicio, Min Seon-ah se volvió impaciente y sensible, ya que su hijo es todo en su vida. Tal vez por eso parecía más ansiosa por reparar la casa. Cuando se dio cuenta de que al hijo de Min Seon – ah le gustaban los caballos, Lee Dong-seok , que estaba ayudando con la reparación, sugirió montar a caballo. Min Seon-ah finalmente cede al deseo de Lee Dong-seok y ambos visitan un rancho cercano. Pero la proximidad de un viaje a Seúl, hizo que Min Seo Ah se volviera ansiosa y sensible por temor a perder el barco . Sin embargo, al ver a Lee Dong-seok montando un caballo brillantemente, Min Seon-ah se sintió cómoda. De hecho, Min Seon-ah también necesitaba algo de tiempo para refrescar su complicada mente.

«Cuando sientas que la vida te abruma, voltea hacia atrás, deja de ver solo lo que te pesa… No estés triste todo el tiempo…»

Lee Dong Seok

Al llegar a Seúl, Min Seon-ah compró juguetes para regalar a su hijo. Declara firmemente ante Lee Dong-seok “Me gusta Yeol más que cualquier otro hombre” , estaba emocionada pero nerviosa. Min Seon-ah y su hijo se encuentran, los vimos abrazándose, sonriendo alegremente y disfrutando de su compañía, lo que hizo sonreír a los espectadores. Sintieron el afecto de Min Seon-ah hacia su hijo al mismo tiempo. Al llegar al momento de entregar a Yeol a su ex-esposo Tae-hoon (Jung Sung-il), Min Seon-ah pregunta si estaría bien si durmiera con su hijo esta noche para entregarlo al día siguiente, pero Tae Hoon no acepta y la escena se transforma en algo doloroso que termina con Min Seon Ah saliendo del hospital a donde el pequeño es llevado, ella se angustia ¿su hijo terminó herido por su culpa? ¿Ya no querrá volver a verla? ¿Ahora le tiene miedo? Min Seon Ah se derrumba, no es solo la depresión, también la ansiedad quienes la atacan, así que cuando Lee Dong Seok le instruye acerca de lo que «debe» hacer para seguir adelante, ella explota

«No hables como mi ex-marido. ¡No hables como mi mamá! Hago esto (llorar), porque no sé cuánto tiempo tendré que estar triste ni cuándo podré salir de eso” 

Min Seon Ah

Después de un fuerte llanto, Min Seon-ah se calmó un poco y se dirige al río Han junto con Lee Dong Seok, ella explica con calma cómo siente ella la depresión, cuando cree que comenzó y dice: “Quiero ser feliz. En realidad«. Lee Dong-seok muestra sinceramente que la entiende y la apoya, así que ambos avanzan tomados de la mano con fuerza, insinuando que este es el primer paso para que Min Seon Ah logre ser feliz. Es posible esto?? Shin Min-ah expresó varias emociones atrapando a los espectadores en el dolor y la alegría de su personaje. Sus emociones la llevan como en una montaña rusa. No solo iba y venía entre la calma y la sensibilidad, sino también la vimos mostrarse feliz al amar a su hijo y luego hundirse en la depresión de forma desgarradora.

Personalmente siento que el director y la escritora lograron junto con Shin Min Ah, plasmar ante nosotros la nube de emociones que afecta a una persona en depresión, no es que no quieras ser feliz, es que no puedes lograrlo solo deseándolo, es que el mundo se siente oscuro, frío y hostil, no hay lugar para ti en él. ¿para qué luchar, si todos te abandonan? Y cuando encuentras a alguien que sinceramente te apoya, quieres volver a intentarlo, tal vez ahora, si lo consigas. Pero no es un camino fácil ni corto, hay muchas recaídas y no hay soluciones mágicas.

Créditos Kbizoom y Hancinema

Verónica Troncoso
Contadores

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: