Binyeo, un Accesorio Coreano con Mucho que Contar

separador

Los ancestros de Corea valoraban mucho y cuidaban sus cuerpos, cabello y piel porque los consideraban 
regalos de sus padres. En el pasado, tanto hombres como mujeres no se cortaban el cabello, sólo lo trenzaban para las ocasiones formales y lo peinaban en chongos (moños) limpios para las bodas. 

El Binyeo, es una horquilla ornamental tradicional y se utilizaba para mantener el «chongo» en su lugar. 
Aparte de lo práctico que resulta este artículo, hoy carece de la atención que merece como una pieza de moda tradicional,  pero los coreanos desde tiempos remotos, lo consideraban más que un accesorio 
debido al significado que tiene el hermoso y elegante elemento de la horquilla para el portador


En «La historia de los tres reinos», se menciona que el binyeo se ha utilizado desde el período de los Tres Reinos (57 BCE-668 CE). Durante la dinastía Silla (57 BCE-935 CE), el uso de adornos se consideraba extravagante por lo tanto, su uso estaba restringido. Durante la Dinastía Joseon (1392-1910), sin embargo, la gran peluca gache fue prohibida y dió paso a los chongos de pelo, lo que amplió la variedad de binyeo .

A pesar de tener muchos nombres, el binyeo de la versión habitual en forma de barra se llamaba «gye». En el siglo XV, una ceremonia de mayoría de edad en la que una mujer comprometida hacía un moño también se llamaba gye-rye o «binyeo»  (ceremonia, en inglés).


La variedad de materiales utilizados para hacer el binyeo incluía oro, plata, jade, perla, latón, bronce, madera, coral y huesos o cuernos de animales; cada material simbolizaba la jerarquía social o una ocasión. Por ejemplo, la élite social usaba horquillas hechas de oro, plata o jade, mientras que los plebeyos usaban de madera, huesos o cuernos de animales. Binyeo de madera negro o cuerno fueron hechos para viudas. Los comuneros llevaban Binyeo 10-20 cm de largo, excepto en bodas, donde se permitía una horquilla de 30 cm de largo. Binyeo era una herencia valiosa transmitida a la siguiente generación de mujeres en una familia.


Se llama «Jamdu» a la parte convexa al final de un binyeo y es lo más destacado del diseño artístico de la horquilla. Junto con su función práctica para atar el cabello, el jamdu está bellamente diseñado en muchas formas y materiales. La horquilla de la última princesa heredera de Corea, Uimin, Yi Bang-ja, fue esculpida meticulosamente con escamas de dragón y melena. Sus ojos estaban hechos de perlas, la cuenta mágica del dragón, que se cree que le da a la criatura mítica sus poderes sobrenaturales, estaba hecha de cera y el cuerpo estaba cubierto de oro. Formas irregulares de coral y perlas se utilizaron sin modificación para acentuar su belleza natural. 


La creación de Fauna divina y flora artesanal en el Jamdu.se creía que rechazaba los espíritus malignos y atraía riqueza, fertilidad y longevidad. Las flores de bambú y albaricoque también fueron símbolos de la fidelidad de una mujer. Curiosamente, los coreanos adoraban al binyeo con la esperanza de proteger sus aldeas y asegurar el bienestar de una familia. En verano se utilizaron jade blanco y verde, flores de ciruela, hojas de bambú y peonía en primavera y otoño. Los siete tesoros del budismo y el dragón en invierno. Las mujeres jóvenes usaban jade y, a medida que crecían , el binyeo dorado que usaban indicaba dignidad y orgullo ganado con el tiempo. La horquilla también era un medio para que los amantes se conocieran. En ese sentido, el binyeo en el pasado no era simplemente un accesorio para el cabello funcional, sino la manifestación de deseos de los coreanos.

Muy interesante, ¿no te parece?

Verónica Troncoso

Créditos: Korean Culture and Information Service

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
Hola 😎
Haz tu consulta Aquí
A %d blogueros les gusta esto: