Controversias sin Disculpa en los Dramas Coreanos

Parece que a los coreanos encerrados en su mundito de 99,687Km2 (es el tamaño de su país según Wikipedia), no se les ha ocurrido pensar que en el planeta co-existimos diversidad de personas y puntos de vista y que así como ellos exigen y se rasgan las vestiduras clamando por el respeto irrestricto a sus historia, tradiciones, costumbres, reglas sociales. El resto de las personas podemos exigir lo mismo. Además se molestan muchísimo cuando alguien comenta que ya deberían dejar atrás su historia de víctimas y dejar de ver a los extranjeros como si todos tuvieran las negras intenciones de ocupar su territorio. Para mí, todo se basa en el respeto y me parece que son muy pocos los coreanos que ocupan los altos puestos de las empresas de radiodifusión, que no hayan tenido la posibilidad de conocer a personas de otros países. Entonces, por qué son tan reiterativas las controversias y acusaciones que reciben por presentar burlas, apropiaciones culturales, desviaciones históricas y más en los dramas??

La primera controversia que recuerdo fue en un drama bastante fallido, emitido en 2017 llamado «Man who Dies to Live» que causó revuelo entre los internautas que lo han acusado de abusar de los valores islámicos y retratar una imagen falsa de los musulmanes en sus escenas. En las imágenes, el actor que interpreta al personaje principal de Jang Dal-goo, Choi Min-soo, aparece como un hombre árabe estereotípico vistiendo thawb , pañuelo en la cabeza y túnica negra. En una escena, Saeed Fahd Ali es recibido por mujeres que visten trajes de baño reveladores y se ponen hiyab cerca de una piscina. También hay una escena en la que Saeed Fahd Ali bebe vino para desayunar. Además, en uno de los carteles promocionales del drama, Saeed Fahd Ali posa frente a un libro abierto que parece un Corán, con el pie levantado junto al libro!! No recuerdo si al drama se le recortaron episodios o lo cancelaron, porque de hecho no lo vi.

Luego hubo un show de TV que mostraba personajes supuestamente africanos, y los actores que aparecieron en pantalla eran coreanos embadurnados completamente con maquillaje café, pelucas de cabello rizado y supuestos huesos usados como adornos en ellas como si estuvieran viviendo en la época de las cavernas!! Lo más extraño es que son muchas veces los propios jóvenes coreanos quienes hacen ver a las producciones que están cometiendo errores garrafales y que sus escenas contienen enormes faltas de respeto, pero no cambian. Seguro son viejos obedientes a las reglas tradicionales que se creen que Corea es superior y que es divertido burlarse de los extranjeros. Por supuesto también ha habido pequeñas escenas que me parecen incomprensibles, como en el drama «My Girlfriend is a Gumiho«, la bella Shin Min Ah en su personaje de Gumiho está en un barco y creo que el agua provoca en ella una reacción incontrolable que le cambia el color de sus ojos de negro a azul y solo por ese hecho, un niño coreano la llama «monstruo» y no estoy hablando de un drama desarrollado en la era Goryeo, donde si te puedo creer que sería extraordinario ver a una persona con ojos azules, este es un drama emitido en 2010!!

También con respecto a las personas de piel oscura provenientes de África, en el drama reciente «Shooting Stars» el protagonista masculino llamado Tae Sung, supuestamente va a África ​​como voluntario. No se menciona el país específico de África al que viaja. La pantalla cambia a una imagen de un sol rojo ardiente saliendo, jirafas galopando, suricatas girando la cabeza y un león persiguiendo a un deslumbramiento de las cebras mientras se reproduce el tema principal de «El Rey León«.  La toma se dirige a Tae-sung, que está rodeado de aldeanos que observan cómo se perfora una plataforma en el suelo hasta que sale agua a borbotones y todos aplauden.

¡Ahora puedes beber agua limpia!” grita Tae-sung con ambos brazos levantados en señal de victoria.  

Muchos espectadores, especialmente los extranjeros que veían el drama, quedaron desconcertados por la flagrante tergiversación de África en el programa, tuiteando comentarios como «¡África no es un país!«. y “Esta representación de África parecía la versión coreana de ‘La carga del hombre blanco’”. No hace falta decir que África no se puede resumir simplemente como un continente en desarrollo que necesita a aquellos con un color de piel más claro para barrer y salvarlos. Cuando se le pidió que comentara sobre la controversia, Studio Dragon, la productora detrás de “Sh**ting Stars”, se negó a comentar. Las explicaciones detrás de tales escenas rara vez tienen malas intenciones, pero la falta de conocimiento o esfuerzo para describirlas con precisión ciertamente no es una excusa. 

El año pasado, el actor Park Eun-seok emitió una declaración de disculpa insatisfactoria en su cuenta de TikTok después de vestirse con un disfraz escandaloso para interpretar a un afroamericano en el drama “Penthouse 3” (2021) de SBS, y escribió que “ninguna de las apariciones del personaje tenían la intención de causar daño, burlarse, faltarle el respeto o desalentar a la comunidad afroamericana” y continuó que era “más una admiración a la cultura que una burla”.  La «disculpa» fue considerada poco sincera porque este actor vivió en EUA por 15 años, así que no podía usar la excusa sobre el desconocimiento acerca del significado de lo que hacía, decía y vestía su personaje.

Park había aparecido en un episodio de la serie con rastas, tatuajes pintados en la cara y el cuerpo, parrillas en los dientes y envuelto en gruesas cadenas y anillos de oro, mientras hablaba en lo que parece ser «dialecto», que se puede definir como una manera de hablar para imitar o burlarse de la lengua local afroamericana por parte de una persona que no es afroamericana. La producción no dio ninguna declaración, solo el actor lo hizo, lo que profundizo el sentimiento de falta de sinceridad en la disculpa de Park.

Para nombrar algunos casos más, el drama legal de JTBC “Ms. Hammurabi” (2018) utilizó la burka como punto de humor;  y en “Descendants of the Sun” (2016) de KBS un personaje llama a un niño de piel oscura “Blackey”. También en el drama «Backstreet Rookie«, el actor Eum Moon Suk fue acusado de apropiación cultural por su vestimenta estrafalaria que acompañaba con camisas de estampado florar y una peluca de rastas. Otra controversia que recuerdo fue en el drama «Kkondae intern» de Park Hae Jin para KBS. En el drama se mostraron imágenes que resultaron insultantes para algunas personas de la India pues aparecían bailarinas de alguno de los grupos étnicos de India, alrededor del personaje de Park Hae Jin para un comercial de ramen. El drama «The Racket Boys» de SBS y Netflix, también provocó una controversia en Indonesia al referirse a sus ciudadanos como personas tramposas.

Los escándalos más recientes incluyen una queja diplomática de parte del gobierno de Surinam, por la representación del país que la serie coreana «Narco-Saints» mostró. De hecho se supo que el país emitió una recomendación a la productora desde que se comenzó a hablar del inicio de la producción, pero no hicieron caso. así llegó el estreno y desde luego el gobierno de Surinam dijo que se pondría en contacto con la embajada de EUA para hacer llegar su queja al gobierno coreano, ya que este último no tiene embajada en Surinam. En una escalada sorpresiva se supo que el gobierno coreano recomendaba a sus ciudadanos en Surinam, que salieran del país en prevención de algún potencial riesgo. Primero avientan la piedra y luego esconden la mano!!

Lo más reciente en esta larga lista de graves desatinos es la distorsión histórica que el drama «Little Women» mostró en dos episodios, acerca de la guerra de Vietnam. Desconocimiento?? Con esta larga lista de errores garrafales ya no puedo aceptar que solo se trate de esto. Es de plano desinterés e ignorancia acerca de los valores básicos en las relaciones humanas. Los coreanos no son perfectos, al igual que el resto de los humanos, pero no tiene derecho a exigir respeto aquel que no lo da primero.

En medio del entorno globalizado, las productoras de drama necesitan representar mejor otras culturas sin prejuicios ni estereotipos”, dijo el crítico cultural Jeong Deok-hyun. “Muchas veces, no es intencional, sino que surge de la ignorancia”. También señaló el hecho de que a las productoras no les gusta reconocer públicamente estos problemas cuando suceden. “Si la controversia ocurre en Corea , las productoras suelen enfrentarlo con declaraciones públicas, pero no es el caso de los temas que ocurren en el extranjero”, ahí simplemente se quedan callados!!

Créditos The Jakarta Post, Korea Joong ang Daily

Verónica Troncoso
Contadores

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: