El Mito de los Adoptados en el Extranjero en Dramas Coreanos

«Vincenzo«, un drama televisivo coreano protagonizado por Song Joong-ki, y se centra en la historia de un adoptado coreano que se convierte en abogado de la mafia, después de haber sido criado por una familia de la mafia italiana. A pesar de ser adoptado en Italia a una edad muy temprana y pasar la mayor parte de su vida allí, llega al Aeropuerto Internacional de Incheon hablando un coreano perfecto y logra integrarse a la perfección en la sociedad coreana sin experimentar ningún choque cultural, intercambios sociales incómodos o malentendidos. La experiencia de adopción del personaje principal permite que el drama no solo cree un trasfondo que de otro modo hubiera sido imposible, sino que también establece un dispositivo de trama emocional típico relacionado con los adoptados: una reunión con la madre biológica.

Pero ¿Los coreanos realmente creen en la fantasía de que el idioma y las costumbres sociales están grabados en el ADN del pueblo coreano, independientemente del grupo social donde crecen, el país en donde vivan, la familia que los cría, la educación que reciban, etc.? O, están desviando desesperadamente los ojos y cubriendo los oídos a la verdad?» Dramas como «Vincenzo» y «Chimera» de OCN son ejemplos de que los escritores, creen que como por arte de magia, un individuo cuyos padres biológicos son coreanos, pero no lo crían, le heredan a su hijo el gusto por el kimchi, las posturas al sentarse, el idioma y las formalidades inherentes, etc. Y nada más lejos de la realidad. Los escritores están dejando de lado la dolorosa verdad para los adoptados y lavándole la cara a la sociedad coreana que no quiere hablar del abandono en que dejó a sus niños durante más de una década.

De hecho, las representaciones de los adoptados en las películas y dramas coreanos se han vuelto tan estereotipadas que rayan en constituir clichés que hacen caer al público en una romantización errónea de las circunstancias. En la mayoría de estas historias, el adoptado es enviado a los Estados Unidos, (también Alemania e Inglaterra), que sirven como símbolo de los países occidentales ricos, a una edad muy temprana. Finalmente, el adoptado regresa a Corea y se encuentra con algún tipo de adversidad. Pero debido a la enorme riqueza del adoptado o alguna habilidad extraordinaria, él o ella triunfa. Si bien hay variaciones en esta trama, con algunas películas en las que el adoptado rescata a su familia biológica o incluso a la nación misma, la trama general sigue siendo la misma. «One the Woman«, también tuvo a un personaje adoptado en el extranjero como protagonista que cumple con los clichés mencionados.

Los medios de comunicación de Corea han jugado un papel decisivo en el refuerzo de este mito de la adopción reproduciendo continuamente el discurso e incrustándolo aún más en la conciencia social. Las historias muy dramatizadas sobre los adoptados, ya sea en forma de dramas, documentales o reportajes noticiosos, captan el interés del público, pero esta atención se desvanece muy fácilmente cuando la historia se enfoca en las heridas del personaje y el drama en que lo envuelven, pero nadie habla sobre la responsabilidad social y del estado que dejaron en el abandono a miles de niños.. Lo que queda es una comprensión superficial de la verdadera historia de la adopción en este país. Este mito de la adopción funciona como una fuente de entretenimiento para el público, y estas historias siguen siendo lo suficientemente superficiales como para evitar cualquier reflexión crítica que pueda generar un sentido colectivo de vergüenza o culpa. Los guionistas y productores seguirán utilizando este tipo de historias siempre que sirvan como vehículos eficaces para obtener beneficios económicos, pero nada más. Igual que utilizan el tema de las escuelas de élite corruptas o el de los fiscales y policías que reciben instrucciones de personajes ricos y corruptos.

Te recomiendo: Adopciones Internacionales en Corea, Un Juego de Números?

Créditos Korea Times

Verónica Troncoso

Entradas Relacionadas

2 Thoughts to “El Mito de los Adoptados en el Extranjero en Dramas Coreanos”

  1. Ana Ramirez

    Hola, al parecer en el que si es más realista el modo en que abordan el tema de adopciones extranjeras, fue en un capítulo de Move to Heaven o Mudanzas al cielo.

  2. Verónica

    Hola Ana, bienvenida al blog!!

    Recuerdo el capítulo, lo abordan desde el dolor de un joven que termina muriendo. Pero en esencia caen en lo mismo: Usan el tema para conmover pero no sé si por impedimento de las productoras o falta de visión de los escritores, no lo abordan para asumir la responsabilidad de la sociedad coreana en el tema, es algo que tal vez no les gusta tocar porque sigo diciendo que es una vergüenza que hayan abandonado a miles de niños a su suerte…

    Saludos y gracias por comentar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: