Estrellas Jóvenes VS sus Predecesores en su Juventud

A pesar de mejorar la tecnología y la cobertura, el público parece menos influenciado por la nueva generación de series y estrellas de K-drama. 

La ola Hallyu se ha extendido por Asia con varios K-dramas exitosos. A través de diferentes períodos de tiempo, también aparecen nuevas generaciones de actores y actrices de K-drama, sin embargo, al comparar los efectos provocados en el público por las estrellas que hoy podemos llamar «maduras» en comparación con las sensaciones que el público refiere obtener por parte de las actuales estrellas jóvenes, estás últimas, no han logrado generar una impresión tan profunda como sus predecesores. La pregunta es ¿por qué?

Parece que la naturaleza cambiante de la industria actoral coreana puede tener que ver con la disminución del interés público. 

Las generaciones del K-Drama

En la década de los 90’s y principios de los 2000, la tecnología no estaba muy desarrollada y apenas había Internet, por lo tanto, la televisión es la única fuente de entretenimiento para muchos. Además, la mayoría de los grandes éxitos de la época, como «Star in My Heart», «Medical Brothers», «Autumn in My Heart», «Stairway to Heaven», «Winter Sonata», etc., eran melodramas sombríos, con sus encantos únicos a pesar del género limitado.

Actores y actrices como Ahn Jae Wook, Lee Byung Hun , Song Hye Kyo , Bae Yong Joon , Choi Ji Woo, Kwon Sang Woo, Son Ye Jin, Song Seung Heon, Lee Young Ae, obtuvieron grandes éxitos y se convirtieron en estrellas legendarias. 

A fines de la década de 2000 y 2010, la gente conoció la magia de Internet, lo que llevó a una variedad más amplia de K-dramas, que ahora cuenta con una atmósfera más brillante y divertida. Los éxitos en ese momento incluyen «Boys Over Flowers», «My Love From The Stars», «The Heirs», «I Hear Your Voice», «Descendants of The Sun», «Goblin», «What’s wrong with Secretary Kim? etc., todos combinan a la perfección el humor y el drama, creando una nueva marca de series coreanas y cautivando al público de toda Asia. 

Fué así que llegamos a conocer a superestrellas como Lee Min Ho, Park Shin Hye, Lee Jong Suk, Kim Soo Hyun, Song Joong Ki, Park Seo Joon, etc., quienes se convierten en rostros familiares en varios países asiáticos, Europa y América. 

Ahora, hemos entrado en la década de 2020, donde las tecnologías virtuales están creciendo más fuerte que nunca y los contenidos se extendieron desde la televisión a varias plataformas en línea, brindando una variedad nunca antes vista. Los K-dramas ya no son solo famosos por el género romántico, sino que cuentan con emocionantes thrillers, crímenes, comentarios sociales y, además, como se ve en series como «Crash Landing On You«, » Penthouse «, «It’s Okay To Not Be Okay”, y “Squid Game”. Sin embargo, quienes lideran estas series son en su mayoría actores y actrices experimentados que ya tienen una reputación ganada por la calidad de su trabajo, en lugar de caras más nuevas. 

De hecho, mientras que las estrellas en ascenso como Song Kang , Nam Joo Hyuk , Ahn Hyo Seop , Cha Eun Woo, Kim Yoo Jung, Kim So Hyun, Han So Hee y más están ganando una gran atención, no han logrado volverse nombres familiares para toda clase de público, y sus series no tienen un éxito tan grande como si lo hacen sus mayores. 

La falta de habilidades de actuación y proyectos memorables. 

Por supuesto, incluso en la década de 2000, las estrellas de K-drama son famosas por sus apariciones únicas y sobresalientes. Sin embargo, lo que realmente los hace memorables para la audiencia son las habilidades de actuación y los trabajos notables. Como la tecnología no estaba muy desarrollada entonces, no hay contenido de actores y actrices más que películas y dramas, por lo tanto, las estrellas podían dedicar todo su tiempo a la actuación.

Por otro lado, los actores y actrices coreanos pueden acercarse a la audiencia a través de otros canales como SNS, programas de variedades, canales de YouTube y más. Por lo que pueden atraer fanáticos a través de otros aspectos fuera de la actuación, como su personalidad, humor o simplemente su apariencia. Como resultado, la nueva generación también tiene que desviar su atención a otras actividades, entonces la actuación, no es su única opción.

Esto condujo a una falta de capacidad de actuación y, finalmente, a actores y actrices con menor calidad en la actuación, aunque eso sí muy populares, sobre todo en el extranjero.

Por ejemplo, las estrellas mayores como Son Ye Jin, Hyun Bin, Song Hye Kyo, So Ji Sub, Son Joong Ki, no están muy familiarizadas con las redes sociales y otros tipos de promociones, de hecho muchos de ellos aún no tienen cuenta en redes sociales, y si la tienen, es evidente que no la manejan ellos. Entonces, su manera de dejar una marca duradera fue a través de su actuación, liderando producciones que aún siguen siendo apreciadas por el público después de décadas en la industria. Incluso con el surgimiento de nuevas generaciones, los récords, premios y prestigio de estos actores y actrices siguen siendo inalcanzables para los actores más nuevos.

Con los numerosos contenidos del presente, muchas personas se enamoran de nuevos actores y actrices como Song Kang, Han So Hee, Nam Joo Hyuk, Cha Eun Woo por su apariencia, el concepto sobre su «personalidad» que el marketing ofrece, sus imágenes y no necesariamente por la calidad de sus obras y sus interpretaciones. Los fanáticos visuales a menudo pierden el interés rápidamente, lo que hace que estas nuevas estrellas no tengan el mismo impacto que sus predecesores. 

Las caras talentosas pero desconocidas tienen más dificultades para ganar popularidad debido a la densidad y la gran cantidad de K-dramas que se lanzan todos los días. El concepto de “drama nacional” que se uso en el pasado, ya no se puede usar y menos aún, con la entrada de las grandes plataformas de lanzamiento que han traído con ellas nuevas formas de lanzamiento de «estrellas». Las plataformas suelen hacer un uso excesivo de la popularidad como medición, en lugar de la calidad y las fuertes impresiones que el público pueda recibir de ellos.

Créditos Kbizoom

Verónica Troncoso

Entradas Relacionadas

2 Thoughts to “Estrellas Jóvenes VS sus Predecesores en su Juventud”

  1. David

    Hola Vero!

    Sin discrepar contigo.
    Ya ves que siempre agrego un punto: El costo. No es increíble, es la cruda realidad. La brecha entre costo-beneficio se ha ampliado enormemente en este recuento de décadas. Los factores son los que mencionas, más «olas de pandemia», pero también habrá que sumar otros factores como sería que la oferta de actores y actrices se ha incrementado.
    Hace 20 años, la televisión abierta aún predominaba con los canales que conocemos: SBS, KBS, MBC …, y éstos eran selectivos con sus proyectos. Si bien también había «cableras», éstas compraban el contenido de las primeras hasta que comenzaron a crear sus propios contenidos. Si aquí sumamos el surgimiento de las plataformas, pues la competencia se vuelve feroz. Se crean oportunidades pero al mismo tiempo se reduce el mercado. Oportunidades para argumentistas que no habían tenido la suya, y los mismo para actores. Pero aquí un punto que mencionas: «Proyectos memorables». Tengo claro que un actor de los consagrados que mencionas, es más que capaz de sacar agua del pozo seco que sería un mal guión. Sin embargo, en la actualidad, ya hay varios con «tropiezos».
    La cantidad de emisoras, que agradecemos en la actualidad 😀 porque hoy tenemos opciones con las que podemos darnos el lujo de descartar aquellos dramas que no nos atraen de entrada, como lo hemos hecho recientemente; pero que sin duda han llevado a la escasez de guiones, y ahora mismo las productoras recurren al webtoon, como ejemplo. Esto también sirve de ejemplo de otro punto que mencionas: La popularidad.
    Pero volvamos a los guiones y a otro factor actual: La audiencia. También es una realidad que el público ha cambiado. De hecho, el recurrir a webtoon, es un esfuerzo por captar a esos espectadores. Pero, esta audiencia, su personalidad y carácter, son de lo más complicado de complacer. Los llamas «los desocupados coreanos» 😀 Yo los llamo «cristalitos» 😛 Aunque tal vez sean una combinación de ambos!!
    Y aquí un punto para cerrar mis conjeturas: De los dramas exitosos que incluiste, «Boys Over Flowers» y «The Heirs» tienen escenas que entonces no eran «inapropiadas» y que yo, sin ser «desocupado» o «de cristal», en su momento consideré como abuso. Con esto solamente pretendo sustentar que los argumentistas cada vez pueden usar menos situaciones, aunque éstas sean ficción, para no meterse en polémicas. Sí, es cierto que existen algunos osados, como con «Nevertheless», pero si no mal recuerdo, al menos tú y yo la abandonamos 🙂 Los jóvenes protagonistas tal vez no lo hicieron bien, o tal vez sí, y sin embargo, en este ejemplo, la historia no nos llevó a ninguna parte.

    Saludos!

    DA

    :O Hey! Nosotros también hemos cambiado! :O ( Lo recordé al final 😛 )

  2. Verónica

    Hola David!!

    Sin duda que no es lo mismo «los tres mosqueteros que 20 años después» y eso vale tanto para la industria, los medios y nosotros como público. Creo que lo más sustancial en cuanto a cambios es el ingreso de las propias plataformas coreanas, estaciones de TV por Cable y desde luego las plataformas extranjeras. Pero aún siento que las producciones, han perdido un mucho su inocencia y que definitivamente, son pocos los actores que en realidad tienen la oportunidad de encontrar un «garbanzo de a libra» en medio de este mar de producciones!! Pero mientras nosotros no perdamos de vista lo que en esencia nos gusta, no habrá problema.
    Personalmente, me gusta dejarme envolver por las historias, ya he probado y comprobado muchas veces que no es buena opción seguir un drama por un actor o actriz, finalmente esto es un negocio y no siempre va emparejado con el talento de todos los que intervienen o de lo contrario amaría todos los dramas y pues no es así…

    Saludos!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: